La Secretaria General Iberoamericana reclama articulación y cooperación en Iberoamérica para hacer frente al COVID19

La Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan, participó en el encuentro virtual organizado por CEAPI en el que participaron más de 100 asistentes, socios del consejo empresarial y otros presidentes de compañías y miembros de familias empresarias de los diferentes países iberoamericanos.

La presidenta de CEAPI, Núria Vilanova, en la introducción el encuentro quiso incidir en que “Hoy más que nunca toca pensar en Iberoamerica«, recordando la importancia de América para España y la oportunidad que significa.

Grynspan analizó la situación provocada por la pandemia del Covid-19 y su incidencia directa en Latinoamérica, destacando en primer lugar la importancia del trabajo que desde la SEGIB se está realizando para fortalecer la cooperación entre los países de la región y elaborar soluciones conjuntas y concertadas para responder a la crisis provocada por el coronavirus.

La Secretaria General Iberoamericana quiso destacar el apoyo recibido desde España, a pesar de la situación local, e insistió en la idea de que «nadie va a salir solo de esta crisis, se va a necesitar mucha colaboración a todos los niveles«.

Rápida reacción de los países latinoamericanos

En su análisis sobre la pandemia del Covid-19 en Latinoamérica, Grynspan explicó la importancia de la pronta reacción de los países latinos ante lo que venían que estaba sucediendo en Europa, junto a que América Latina es una región mucho mas joven, solo el 11% tiene mas de 60 años mientras en Europa es el 25%, han contribuido a que la enfermedad no esté golpeando tan fuerte como en otras regiones.

El resultado de esta incidencia más reducida se está traduciendo en un apoyo de la población a los gobernantes, explicó Grynspan, pero sin embargo la debilidad y fragmentación de los diversos sistemas sanitarios y la existencia de numerosa fuerza de trabajo informal, han hecho necesaria la aplicación de medidas de protección de la salud y de ayuda a los sectores más vulnerables de la sociedad, además de otras actuaciones como líneas de crédito para pymes o la activación por parte de los bancos centrales de cada país, que dejando atrás su ortodoxia, «están apoyando las medidas fiscales de los gobiernos, para evitar el problema de liquidez y una cadena de impagos«.

Protección del tejido empresarial

Rebeca Grynspan, analizó también la situación económica provocada por la crisis del coronaviruas, loa importancia de compartir experiencias y la absoluta necesidad de aplicar medidas para que esta situación no se convierta en una crisis estructural si no hacemos hoy la protección del tejido empresarial necesaria.

En este sentido, señaló que «la posibilidad de los países de latinoamérica de salir adelante sin los organismo internacionales es menor, necesitaremos apoyo de Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y los Bancos de desarrollo»

Desde la SEGIB se está haciendo presión sobre los organismos internacionales para que haya una disposición del crédito rápida, flexible, en condiciones blandas, tanto del FMI como del Banco de Desarrollo para la región latinomaericana, explicó Grynspan.

En este sentido, la Secretaria General Iberoamericana, detalló que desde el FMI se han anunciado medidas de alivio de la deuda para los países más pobres, pero los países emergentes y de ingresos medios han quedado fuera, por lo que se hace muy necesaria negociaciones y el diálogo para lograr que latinoamerica se vea incluida en estos planes de ayuda.

Los distintos gobiernos están aplicando medidas importantes de reactivación económica y empresarial, según explicó Grynspan, pero el espacio fiscal de Latinoamérica es menor que en otras regiones, «mientras el G7 ha puesto en marcha paquetes del 20% de su PIB, en Latinoamérica, ese porcentaje baja mucho, siendo Perú con el 12%, Brasil con el 6.5% o Chile con el 4% los más elevados y el resto de países se mueven entre el 2-4%«.

«La pregunta es si estos paquetes son de la magnitud necesaria para la peor crisis económica de la región desde la II Guerra Mundial«, concluyó.

Crecimiento negativo en 2020

Las consecuencias económicas de una crisis como la que estamos viviendo implican que en Latinoamérica, todos los países tendrán crecimiento negativo este año, siendo el promedio para la región el 5.2%, según indicó Grynpan.

El aumento de la pobreza que según la CEPAL será de más de 30 millones de personas y el aumento del desempleo en la región superará el 11-12% de la población de la región, unos 37 millones de personas; aunque según explicó la Secretaria General Iberoamericana, «hay diferencias entre los países: México y Brasil sufrirán una caída dura, Colombia y Paraguay caerán menos y, Perú y Chile serán de los que más rápido se recuperarán»

Según explicó Grynspan, «se verán muy afectados los países petroleros y mineros, y se recuperarán primero los precios de los alimentos«.  En este sentido, añadió que «los países del sur tienen ventaja frente a los del norte, porque China se va a recuperar primero que EEUU y Europa, y  es el principal socio comercial de 8 de los países de las región«.

 

 

 

 

Post relacionados

septiembre

06Sep8:30 pm10:30 pmClub Gourmet CEAPI en Zalacaín

octubre

17Oct9:00 am11:00 pmMadrid Capital de la Internacionalización Iberoamericana

noviembre

08Nov5:00 pm6:00 pmMesa de Negocio Real Estate Segundo Semestre

23Nov5:00 pm6:00 pmMesa Negocio Infraestructura Segundo Semestre

X