El IV Congreso CEAPI, clausurado por S.M. el Rey Don Felipe VI, concluye con un llamamiento a la unión y a la confianza para la recuperación de Iberoamérica

El IV Congreso Iberoamericano CEAPI, celebrado en CaixaForum Madrid, se ha clausurado con un llamamiento a la unión y a la confianza para superar la crisis económica y social provocada por la pandemia. S.M. el Rey Felipe IV ha pronunciado el discurso de clausura, en el que ha reconocido que lleva Iberoamérica “muy cerca del corazón”.

En su intervención, el Rey se ha referido a “la necesidad de cooperación entre los países miembros de nuestra comunidad de naciones para hacer frente a los desafíos venideros. Estos requieren grandes inversiones en salud, educación y capacitación, investigación científica avanzada, energías limpias, construcción y renovación de infraestructuras y digitalización. En todos esos sectores resulta esencial el esfuerzo conjunto y la colaboración público-privada”.

El Monarca ha subrayado que gobiernos y empresas tienen a un tiempo obligación y necesidad de cooperar” para abordar de forma conjunta los desafíos a los que se enfrenta la región. “Los empresarios más exitosos son también los más conscientes del papel que desempeñan en la creación de una sociedad más justa, dinámica y competitiva, en donde la igualdad de oportunidades no sea una declaración de intenciones”, ha dicho.

El Rey Don Felipe VI también ha subrayado “la necesidad de trabajar unidos en beneficio de todos”. Se ha referido al papel que desempeñan organizaciones como el Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica y ha felicitado “muy sinceramente a su presidenta, Núria Vilanova, y a cuantos han colaborado para el éxito de este congreso”.

Asimismo, el Rey ha manifestado: “Con profunda esperanza confío en que, entre todos, a pesar de las dificultades y conscientes de la magnitud de los desafíos que nos acechan, afrontaremos la gran oportunidad que significa Iberoamérica, también para el futuro de cada uno de nuestros países”.

Antes del discurso, el Monarca ha recibido una placa como homenaje de los empresarios iberoamericanos a su infatigable labor en favor de la región, como símbolo de todo lo que nos une. También se ha proyectado un vídeo en el que numerosos empresarios han expresado su apoyo a La Corona y su confianza en Iberoamérica.

En la jornada de clausura, la presidenta de CEAPI, Núria Vilanova, se ha referido a ese homenaje de los empresarios al Rey por su gran labor promoviendo “las relaciones y los valores empresariales en Iberoamérica”, y ha destacado su “dedicación a esta región, a sus empresas y a su gente. Los que tenemos la suerte de viajar y trabajar en y por Iberoamérica, sabemos bien como se Os quiere y se Os admira”.

Vilanova ha recalcado que “tenemos que trabajar para la recuperación, pero no podemos mirar hacia otro lado y tomar atajos. La recuperación no puede hacerse a costa del medioambiente, la discriminación de la mujer, la gobernanza, o el enfrentamiento de unos contra otros más en busca de culpables que de soluciones”.

Por qué Iberoamérica

La recta final de la jornada de clausura estuvo marcada por una reflexión sobre la realidad y los retos que comparte la región. El panel de cierre, con el título ‘Por qué Iberoamérica: razones para un futuro esperanzador’, ha puesto de manifiesto que, pese a la crisis causada por el Covid-19, hay razones para ser optimistas. Esta es una de las zonas del mundo con mayor potencial post pandemia: existen grandes oportunidades. Y así quedó patente en la conversación entre Rebeca Grynspan, secretaria general Iberoamericana; Enrique V. Iglesias, presidente de honor de CEAPI, y Antonio Huertas, presidente de Mapfre, en un debate que moderó Juan Luis Cebrián, presidente de honor de El País.

La secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, se refirió a que “necesitamos un triple liderazgo: en la sociedad civil, en el sector empresarial y en lo público”, y añadió que “la verdadera integración vendrá si los gobiernos facilitan, en vez de obstaculizar, el camino a las empresas”. También aludió a que “la nueva economía, basada en la digitalización y en la sostenibilidad es el camino para reducir la pobreza y la desigualdad”.

El presidente de honor de CEAPI, Enrique V. Iglesias, ha afirmado: “La empresa iberoamericana es una empresa de progreso para la humanidad”. Se ha referido también a que “además de los intereses económicos está la cultura de Latinoamérica, uno de sus grandes activos. La cultura compartida: tradiciones, valores, lenguas… Todo eso forma un capital tremendo y constituye un motivo en sí mismo para el apoyo decidido del sector empresarial a Iberoamérica”.

En el mismo sentido de confianza en la región se ha expresado el presidente de Mapfre, Antonio Huertas: “Queremos más relación con Iberoamérica y fortalecer las relaciones. Ningún país solo puede abordar los retos que tenemos ahora por delante. La cooperación entre España, la UE y América Latina es muy importante. Hay que creer en Iberoamérica porque es la puerta para que crezcamos todos”.

Juan Luis Cebrián, presidente de honor de El País, ha expresado que “La Corona y las empresas españolas son las que han mantenido el espíritu iberoamericano en estos tiempos en los que España parece que ha perdido protagonismo en la región”, y ha recordado que Iberoamérica es necesaria porque uno no conoce España si no conoce América Latina, y no conoce América Latina si no conoce España.

Por otra parte, CEAPI ha presentado hoy, también en la jornada de clausura, un Manifiesto que lleva por título Por la transformación de Iberoamérica: más sostenible, más social. El documento ha sido elaborado por CEAPI en colaboración con la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), y firmado por más de cien empresarios y por los partners del IV Congreso CEAPI, BID Invest y la Cátedra de Transformación Social Competitiva (TSC) de la Universidad Complutense de Madrid.

El Manifiesto es un llamamiento a comprometerse con una transformación económica y social justa y sostenible, y un compromiso para apostar por un nuevo gran pacto social que promueva las alianzas público-privadas en un esfuerzo conjunto para que Iberoamérica no quede atrás en la nueva era que se abre tras la pandemia. El texto reivindica el papel de los empresarios como agentes de cambio positivo y les insta a ser activistas que influyan en sus sociedades para que los 22 países de la región sean partícipes de un nuevo estado de bienestar.

Puede ver la galería de imágenes AQUÍ

Post relacionados

enero

13ene9:30 am10:30 amEncuentro territorial con el Círculo de Empresarios de Galicia | VIGO

20ene2:00 pm4:00 pmEncuentro con Manuel de la Rocha, Secretario General del Departamento de Asuntos Económicos y G20 | MADRID

X