Solidaridad y cooperación de las empresas latinoamericanas contra el Covid-19

Mientras la pandemia del COVID-19 se extiende por la mayoría de los países de América Latina, los gobiernos aplican diferentes medidas para luchar contra el virus y también contra la crisis económica que arrastra, pero además, son numerosas las empresas que están lanzando proyectos solidarios para ayudar en una crisis de esta magnitud.

La crisis del coronavirus abre un enorme desafío para la región y, el sector privado tiene un papel importante para colaborar y contribuir con diferentes iniciativas de apoyo a la sanidad, a los colectivos más desfavorecidos y a las propios empresarios.

Esta colaboración empieza a dejarse notar en los diferentes servicios de atención médica, instalaciones, laboratorios, logística de transporte, dotación de personal, sistemas de información, tecnología y los dispositivos, incluyendo equipos clave como los respiradores.

Cada iniciativa adoptada sirve de inspiración al tejido empresarial para realizar acciones beneficiosas para la sociedad.

La unión de empresas está cobrando fuerza en Latinoamérica ayudando a la coordinación de proyectos y de ayudas e incluso comenzamos a ver proyectos de solidaridad internacional como el de Fundación Mapfre, que ha anunciado que destinará 35 millones de euros a distintos proyectos de ámbito internacional para la lucha contra el coronavirus, ayudar a los colectivos más desfavorecidos y contribuir a la salida de esta crisis con el menor impacto posible. De esta ayuda se beneficiarán residencias, hospitales y centros médicos de 27 países, especialmente de Latinoamérica.

En ArgentinaMercado Libre se une a Red de Alimentos y Cruz Roja para desarrollar una campaña de donación; Eurnekian ha ayudado en la repatriación de médicos que estaban en España y Corporación América ha coordinado la entrega de 50 equipos portátiles de ultrasonido.

En Bolivia, industrias como Soboce, el Grupo Gloria, CBN y el Grupo Roda, entre otras, mediante la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban), gestionaron los fondos de Bs 22 millones para adquirir insumos y así combatir el coronavirus.

El Fondo de la CPC, en Chile, ha logrado que un un grupo de numeroso de empresas como familia Luksic, Yarur y grupo BCI, grupo Matte; Agrosuper, grupo Saieh y Banco Itaú, grupo Consorcio, Angelini y Empresas Copec, Carozzi y Costa, Empresas Sutil y la familia Ibáñez, la familia Lavín, Fundación Viento Sur; Familia Said y Andina, Santander, Familia Cortés Solari, Familia Cardone Solari, KPMG, Familia del Río Guodie; Barros Errázuriz, Familia Cúneo Solari, Tattersall, Familia Solari Donaggio, Familia Allende, EBCO.S.A y Anasac, hayan aportado $43 mil millones para enfrentar la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

En Colombia, el empresario Luis Carlos Sarmiento Angulo, donó 80.000 millones de pesos ($20 millones) para enfrentar la emergencia generada por Covid-19 en el país; Bavaria – tienda cerca, ha lanzado una plataforma que conecta a los tenderos con la gente de los barrios a través de geolocalización; el Grupo Familia ha donado 10.000 kits de higiene y de protección y Alquería, 1500 maletas de domicilio, además de leche y productos lácteos. En esta misma línea, la Fundación TenarisTuboCaribe, ha adquirido equipos médicos al Hospital Universitario del Caribe (Cartagena) y entregó más de 1.000 bonos de mercado e insumos médicos, como trajes de protección, alcohol en gel, mascarillas, gafas, guantes, bombas de infusión, monitores de signos vitales y termómetros digitales infrarrojos, entre otros en el municipio de Turbaco (Bolívar).

Otras iniciativas que contribuyen a esta lucha, como las de Grupo Éxito que ha puesto en marcha una aplicación exclusiva para personal sanitario y ha establecido 500 mil mercados a precio de costo. Por su parte, Postobón donará $9.000 millones para producción de ventiladores mecánicos.

El Banco Pichincha, en Ecuador, ha creado un  fondo con $ 10 millones iniciales para emergencia de Covid-19. Por su parte, Consorcio Nobis ha colaborado con maquinarias y colaboradores en la desinfectaron las calles de Milagro, además de realizar donaciones de Arroz y Azúcar Valdez a más de 27.000 familias en Milagro y el resto del país, y más de 2.700 galones de alcohol.

En México, la empresa proveedora de soluciones para el aligeramiento de vehículos, Nemak, filial del Grupo ALFA, ha destinado su tecnología de impresión 3D del Centro de Desarrollo de Producto de Monterrey, para producir componentes que aumentan la capacidad de los ventiladores respiratorios en los hospitales de la comunidad. Además, la compañía ha donado ya equipos de protección para el personal médico en varias de las regiones donde opera.

Asimismo, el empresario Carlos Slim donó 1000 millones de pesos para la lucha contra el Covid-19; Germán Larrea de Grupo México anunció la donación de un hospital en Juchitán para ser operado y equipado por las fuerzas armadas; y Ternium, anunció la construcción de un hospital comunitario en Nuevo León para atender a pacientes de coronavirus.

Copa Airlines en Panamá, ha donado insumos médicos para el personal de salud y de seguridad que están gestionando la crisis del coronavirus.

En Perú, la unión de varias empresas como Backus, Alicorp, Centrum Católica, Interbank, Ipsos, Limagas, Rimac, Real Plaza, Yura, Inkarma, Gloria, Ferreycorp, Plaza Vea, Ransa, Tasa, Minsur, Lima Airport Partners, CFG Investment- Copeinca, CBC, Aris, Southern Perú, EY Perú y Nestlé, ha servido para lograr una donación de más de 1000 toneladas de víveres para la población vulnerable.

En el país andino, la Universidad San Ignacio de Loyola (USIL) comprometida con difundir valores como el desprendimiento y la solidaridad, entregará 2 000 almuerzos saludables diarios durante emergencia sanitaria, en un acuerdo con la Municipalidad de Lima.

En República Dominicana, al igual que hemos visto en otros países, la coordinación y cooperación entre diferentes empresas está facilitando las iniciativas de ayuda contra el Covid-19: Grupo Po­pular, Grupo Rica, Grupo Ra­mos, Grupo Universal y la organización internacional sin ánimo de lucro CitiHope Relief & Development, conjuntamente con el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP) aportarán la suma de RD$263 millones.

También participan de estas donaciones las empresas INICIA, CCN, MARTÍ, CEPM y Humano, que dispusieron la compra de 10.000 unidades de la prueba rápida PCR, cinco máquinas Real Time PCR Diagnostic, 10.000 mascarillas N-95, 100 máscaras de rostro Hazmat Rated y 10,000 kits de ropa de protección desechable para profesionales hospitalarios y de laboratorio, así como 10 ventiladores AEONMED VG70, medicamentos y alimento fortificado por un valor conjunto de RD$175 millones.

Otros RD$50 millones, han sido aportados por la Fundación Corripio para la distribución de alimentos por medio de la Pastoral Social del Arzobispado de Santo Domingo y el Banco de Alimentos, e igualmente al Centro de Diagnóstico de Medicina Especializada y Telemedicina (Cedimat) para la adquisición de insumos médicos y equipamiento.

Igualmente destacadas las aportaciones de Grupo SID con RD$50 millones, Grupo estrella que ha facilitado camiones y otras maquinarias de obras públicas para operativos de limpieza en Santo Domingo o Casa Brugal ha realizado un donativo de 150.000 litros de alcohol etílico desnaturalizado al 70% que servirá para la desinfección en centros públicos de salud.

Agradecemos el compromiso y la solidaridad de las empresas en su colaboración con los distintos gobiernos, siendo conscientes de que todas y cada una de las iniciativas puestas en marcha ayudan a la sociedad e incentivan a otras empresas a sumarse a esta cadena solidaria contra el Covid-19.

#JuntosMasQueNunca

Post relacionados
X