Más Iberoamérica y esperanzas de futuro. Los mensajes que deja el IV Congreso de CEAPI

El IV Congreso Iberoamericano de CEAPI, celebrado los días 17 y 18 de mayo en Madrid, con el título “Transformación e impacto social: las mejores empresas para el planeta”, ha dejado un conjunto de reflexiones que marcan el camino por donde debería ir la región a fin de superar la actual crisis y vincularse a la revolución tecnológica que vive el mundo. Los siete pilares de esa Iberoamérica que mira al siglo XXI son los siguientes:

 

1-. Creer en América Latina: un mensaje de optimismo

Las cifras económicas y sociales y la coyuntura política no es buena para la región: 30 millones más de pobres, 50 millones de personas que ya no pertenecen a la clase media, una región que ha caído en la recesión y una zona que se ha convertido en la más golpeada por la pandemia (con el 9% de la población tiene el 30% de los contagios). Sin embargo, Iberoamérica posee los mimbres no solo para recuperarse sino para hacerlo desde nuevas bases, más firmes y sólidas. Como señalara Núria Vilanova, “América Latina tiene un gran potencial para lograr la recuperación”.

Una crisis como la derivada de la pandemia ha sido un gran golpe pero el mismo trauma se convierte en una posibilidad para diseñar algo nuevo. El camino son reformas estructurales de largo plazo y respaldadas en amplios consensos que pasan, como indicó Mauricio Claver-Carone, presidente del BID, por “enfocarse en las oportunidades que crea toda crisis. Las oportunidades transformacionales son 5: impulsar la integración, la transformación digital de gobiernos y empresarios, integrar y apoyar a las pymes, respaldar la incorporación de la mujer lo cual aumentaría un 20% el PIB, y apostar por las energías renovables para crear una matriz productiva más sostenible”.

 

2-. La tres palancas para la gran transformación

El Congreso de CEAPI dejó claro que tres son las palancas para dar ese salto cualitativo que transforme a la región en una zona con economías más productivas y competitivas basadas en la inversión en capital humano y físico, ancladas a las grandes cadenas de valor mundial, diversificadas e innovadoras y enmarcadas en sociedades más equilibradas y sostenibles medioambientalmente. Esa palancas son la sostenibilidad social, la sustentabilidad medioambiental y la innovación vinculada a la digitalización.

En primer lugar, “si no puede haber economías exitosas en estados fallidos, ni estados exitosos en economías colapsadas” (como dice Stanley Motta) eso supone que hay que construir sociedades más equilibradas, de clases medias no vulnerables por medio de la reducción de la pobreza y de las desigualdades que crean malestar social y desembocan en desafección hacia las instituciones como se vio en 2019 y se percibe ahora con los estallidos sociales que han recorrido desde hace un bienio a la región.

Isabel Estapé, Patrona de la Fundación “La Caixa”, fue muy clara en este aspecto cuando dijo que “o el capitalismo se convierte en un capitalismo social o los populismos acabarán triunfando”.

Hay que apostar, por lo tanto, por la sostenibilidad social -dando posibilidades de mejora a amplios sectores sociales y sobre todo a los jóvenes- y también por la viabilidad medioambiental.

Luis Amodio, presidente de OHL -México-, señaló que “la sostenibilidad es fundamental porque es lo que va a hacer que el mundo tenga un crecimiento estable y continuo. La sostenibilidad es el pilar fundamental de las infraestructuras y hay que apostar por la educación para que todos asumamos la importancia de la sostenibilidad, Ojalá existiera un único marco para la colaboración público privada a escala regional”.

La apuesta por el capital humano y el físico, así como por la innovación, son las ventanas de oportunidad que se le abre a la región para dar ese salto cualitativo y modernizarse.

En lo tocante a la inversión en capital físico, Manuel Contreras Caro, presidente del Grupo Azvi, apuntó que “las infraestructuras son la asignatura pendiente de Iberoamérica donde 70 millones de iberoamericanos pierden 4 horas al día en desplazarse, por ejemplo. Hay déficits en infraestructuras sanitarias y educativas. Necesitamos que los estados se alineen con empresas y organizaciones internacionales. Se necesita más integración entre los países para armonizar legislaciones y facilitar inversiones en infraestructuras. Las infraestructuras deben ser sostenibles y accesibles. Es clave que existan reglas sencillas y claras para garantizar la seguridad jurídica. Estabilidad política y reglas claras son claves para que se impulse la inversión”.

Y en cuanto a la transformación digital “la tecnología son los raíles sobre los que debe progresar la economía. Quien no se digitalice no sobrevivirá en el futuro. La tecnología debe contribuir a la sostenibilidad económica, social y medioambiental” (Cristina Valles. Directora general España de NEORIS)

 

3-. El papel de los empresarios

En la construcción de una Iberoamérica moderna y vinculada a la IV Revolución industrial los empresarios tienen un papel clave que cumplir y deben asumir un fuerte liderazgo no solo económico, con sus inversiones, sino también social.

En primer lugar, los empresarios deben estar entre quienes lideren la construcción de  sociedades menos desiguales y marcadas por los desequilibrios e inequidades. Paola Rainieri de Díaz, vicepresidenta senior y socia del Grupo Puntacana (República Dominicana) destacó que “la interacción entre sostenibilidad y la sustentabilidad es clave. Dar trabajo digno a nuestros colaboradores y que tengan mejor calidad de vida (educación para los hijos y sanidad) asegura la paz social. Es un equilibrio entre economía y ecología porque también debemos apostar por la sostenibilidad medioambiental porque vivimos del entorno y debemos ayudar a preservarlo y a que sea sostenible”.

Además, el empresariado tiene un papel económico clave en la superación de la crisis desarrollando inversiones y en la adaptación de las empresas y sus empleados a los retos del siglo XXI apostando por la innovación.

 

4-. La importancia de lo institucional

Llevar a cabo tal transformación requiere de una sólida institucionalidad que posea una visión política que propicie los consensos interpartidarios y entre diversos sectores sociales. El objetivo es que las instituciones impulsen las reformas de largo plazo que proporcionen seguridad jurídica a las inversiones.

Hay que crear institucionalidad y hacerlo desde fuertes liderazgos políticos comprometidos con la democracia. Ahí reside uno de los grandes retos de la región como recordó Enrique V Iglesias: “Son necesarios grandes pactos para afrontar los retos. El desafío mayor de América Latina es alcanzar grandes acuerdos y que los sectores políticos se den cuenta de que hay que aparcar la diferencias y alcanzar consensos”.

Un sector público que no solo debe dar certezas jurídicas sino ser aliado del capital privado mediante alianzas público-privadas para juntos afrontar los retos que hay por delante. Como dijo el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, “el sector público no es suficiente por sí solo. Es clave la colaboración público-privada. Necesitamos más que nunca al sector privado. Somos un gobierno amigo de los empresarios y los emprendedores”.

Lo público, que como explicó Rebeca Grynspan, va más allá de lo estatal e incluye lo que se forja desde la sociedad civil (empresarios incluidos) así como desde las administraciones, se ha revalorizado tras la pandemia y requiere de esas alianzas para promover inversiones en sectores estratégicos y producir bienes globales. El Rey Don Felipe llamó, precisamente, a los países iberoamericanos a cooperar “para hacer frente a los desafíos venideros”: “Estos requieren grandes inversiones en salud, educación y capacitación, investigación científica avanzada, energías limpias, construcción y renovación de infraestructuras o digitalización, en todos esos sectores resulta esencial el esfuerzo conjunto y la colaboración público-privada”.

 

5-. El rol de España

España no solo es un socio para la región sino un compañero de viaje en la transformación económica, social y política que exigen los nuevos tiempos. Los lazos económicos y comerciales deben aumentar y también los geopolíticos y políticos en un mundo que va a vivir la pugna entre dos gigantes, China y EEUU, con Latinoamérica como uno de los escenarios de esa pugna.

En la inauguración del Congreso, el presidente Sánchez, destacó que “en el actual contexto, tras la pandemia, el interés geoestratégico de España con Iberoamérica va a aumentar y se van a reforzar los lazos con la región. Aspiramos a liderar la transferencia de conocimiento y a construir un espacio de identidad supranacional. Nuestro compromiso con Iberoamérica es firme. Queremos construir una alianza estratégica con América Latina y que esta región sea prioritaria. Queremos que América Latina sea un mercado fundamental para las empresas españolas”.

 

6- El papel de la mujer

Iberoamérica está ante la encrucijada de construir una nueva matriz económica, más productiva y competitiva y la plena incorporación y empoderamiento de la mujer es un elemento decisivo para dar un salto cualitativo en innovación, productividad y emprendimiento.

Como señalara Emilia Pérez, Directora de Economía de Agencia EFE, “el liderazgo de la mujer aporta mucho al crecimiento de la empresa y da valor añadido a la empresa. Es importante que las empresas tengan en su cultura la diversidad y liderazgo femenino”.

En esa misma línea Claver-Carone apuntó a que “no hay mejor manera de impulsar la economía que trabajar en la incorporación de la mujer al mercado laboral y en la financiación para que puedan formar pequeñas y medianas empresas. Las mujeres emprendedoras son las más exitosas de la región. Una empresa liderada por una mujer tiene el 10% más de ingresos que una liderada por un hombre y con un 70% menos de financiación”.

 

7-. La integración

La región lleva más de medio siglo tratando de integrarse con desigual éxito y con la sensación de que las esperanzas puestas en todos esos proyectos han quedado lejos de lo esperando.

En el nuevo escenario mundial, la integración comercial y productiva así como la institucional es fundamental para construir economías más productivas y competitivas capaces de hacer frente a los retos externos. 

Luis Felipe López-Calva (Director Regional para América Latina y el Caribe, PNUD) destacó que “la región más afectada por la pandemia desde los puntos de vista sanitario y económico. Una crisis muy fuerte que ha provocado disrupción en las cadenas de valor. No se deben tomar posturas por coyuntura sino optar por medidas de largo plazo. Hay que pensar en qué tipo de integración y cadenas de valor son las que nos hacen más resilientes. La resiliencia de la región se vincula a más y mejor integración. Hay que fomentar a las pymes no por serlo sino por ser competitivas y productivas y eso se logra a través de la vinculación con las cadenas de valor productivas y sostenible. Es una sociedad de renta media sin consolidar una sociedad de clases medias. No ha mejorado la productividad que pasa por vinculación cadenas de valor y mejorar la conectividad y digitalización”.

En resumen, es tiempo de “Más Iberoamérica” -no de menos- como forma de afrontar los retos de un mundo en rápido cambio en el que surgen nuevas potencias, nuevos competidores y por ende, nuevas amenazas para el desarrollo. Hacer “Más Iberoamérica” supone “Creer” en Iberoamérica (en sus recursos materiales, naturales y humanos) como pilar desde el cual “Crear” una nueva Iberoamérica sostenida en una renovada matriz económica, energética y social: impulsar nuevos emprendimientos más competitivos (basados en la innovación, en la equidad social y de género), más productivos (apoyados en la inversión en capital humano, físico y en logística, sostenibles social y medioambientalmente), vinculados a las grandes cadenas de valor mundial y arropados por una institucionalidad que piense en el largo plazo, construya sólidos consensos interpartidarios, y promueva la seguridad jurídica y las alianzas públicos-privadas.

Post relacionados

junio

24Jun9:30 am10:30 amEncuentro con Mª Jesús Montero, ministra de Hacienda

30Jun7:30 pm11:00 pmAsamblea y cena anual de socios CEAPI

septiembre

15Sep9:30 am11:00 amConsejo Directivo

X