La reconstrucción social post-covid en Iberoamérica pasa por el compromiso empresarial e institucional y la colaboración internacional

Hacia un nuevo pacto social: El papel del sector privado iberoamericano en la post-pandemia, organizado por CEAPI, analizó la necesidad de alcanzar un pacto social público-privado para la recuperación post-pandemia en Iberoamérica.

El encuentro contó con la participaron Susana Malcorra, Decana de la Escuela de Asuntos Públicos y Globales de IE University y Exministra de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación Argentina; Juan Luis Cebrián, presidente de honor de El País y la presidenta de CEAPI, Núria Vilanova; moderados por Germán Ríos, Profesor Asociado en IE University.

El debate se centró en la absoluta necesidad de fomentar una colaboración clara entre empresa, gobiernos, y organizaciones sindicales para crear un marco social sostenible que promueva el funcionamiento de las empresas y restaure la confianza en las instituciones nacionales e internacionales, en un momento de crisis mundial sin precedentes.

Para Susana Malcorra, quien trabajó en la ONU como Directora de Operaciones y Directora Ejecutiva Adjunta del Programa Mundial de Alimentos, donde estuvo a cargo de emergencias en varios países y como Secretaria General Adjunta del Departamento de Apoyo a las Actividades sobre el Terreno de Naciones Unidas, “estamos ante una crisis de profundo impacto en toda Latinoamérica, que además coincide con una crisis mundial, lo que reduce las posibilidades de recibir apoyos exteriores”.

La pandemia del Covid-19 ha venido a demostrar que ni instituciones ni empresas están preparadas para algo así, a pesar de que ya existían avisos desde organizaciones internacionales”, explicó Malcorra, quien además incidió en la importancia de la fractura geopolítica mundial en la que vivimos actualmente y las implicaciones económica que se reflejan directamente en la región.

Para Malcorra, ante la esperada caída de la economía global en más del 5% “hay que responder con paquetes de estímulo, encontrando espacios comunes y mecanismos de diálogo que permitan mitigar el impacto en la caída del PIB, el aumento del desempleo y el empobrecimiento de las sociedades”. Es fundamental encontrar el modo de aligerar las tensiones de manera que los estados deben dejar de ser defensivos con el sector privado, evitando el autoritarismo y coartar las libertades a cambio de seguridad, concluyó.

En su intervención, Juan Luis Cebrián, aseguró que estamos ante un cambio de civilización que se ha visto acelerado por el Covid-19, que está determinado por el cambio climático y por el cambio digital, afectando inevitablemente al desarrollo económico, a la geopolítica, al futuro del capitalismo y al pacto social.

Ante la situación que estamos viviendo en la que las diferencias se han acrecentado, multiplicando la riqueza financiera en manos del 1% de la población mundial, aumentando la polarización y el desencanto en las generaciones jóvenes, continúo Cebrián, “las soluciones que se están aportando son sólo coyunturales, mientras nuestras sociedades están enfrentado un nuevo mundo”.

Para el presidente de honor de El País, hemos perdido el centro de la política y el sistema se apoya en la demagogia y los populismos, mientras “lo que debemos hacer es evitar el proteccionismo y devolver el sentido moral que tenía en su origen al capitalismo”. Los gobiernos, ante esta pandemia, han priorizado el  salvar vidas, pero han pasado por encima de la economía y nos encontramos ahora ante un mundo aislado e incomunicado en el que priman los nacionalismos y el proteccionismo económico, a lo que se suma una ausencia de seguridad jurídica cada vez mayor, concluyó.

La presidenta de CEAPI, Núria Vilanova, quiso destacar cómo “la figura del empresario va a ser crucial en la definición del nuevo horizonte en Iberoamérica” y puso en valor toda la aportación de las empresas iberoamericanas durante esta crisis y también en la post-pandemia, como lo muestran acciones para favorecer que la sociedad se quedase en casa, promoviendo la tranquilidad y el apoyo a sus equipos, además de realizar numerosas donaciones y acciones de apoyo a los más desfavorecidos o incluyendo cambios en sus procesos de producción e incluso desarrollando nuevos productos en base a lo que era urgente en la sociedad.


Las empresas han realizado y están realizando un claro esfuerzo por mantener el empleo y la ayuda  a la recuperación, fomentando la unión de grandes empresarios y el apoyo a los más pequeños y abogando por una colaboración publico privada que ayude a nuestras sociedades en el cambio fundamental que estamos viviendo. “Es necesario que los empresarios crean en sus países y para ello es necesaria la colaboración público-privada”, explicó Vilanova.

Para Núria Vilanovaha llegado el momento de pensar diferente y debemos aprovechar esta capacidad para buscar soluciones distintas, soluciones para mi empresa, pero también para mi sociedad”, fomentando la colaboración nacional e internacional, ya que considera imposible encontrar soluciones a nivel local. Además, la presidenta de CEAPI, recordó la frase del empresario panameño y premio Enrique V. Iglesias 2019, Stanley Motta, en la que reclama que “debemos buscar nuevos sistemas de empleo para que no ocurra que unos trabajen y otros no”, los empresarios deben tener capacidad de escucha y deben mostrar sus aportes a la sociedad.

Post relacionados