El embajador de República Dominicana asegura que su país «se posiciona como el principal receptor de inversión extranjera directa de Centroamérica y El Caribe»

República Dominicana es Caribe, playas y un paraíso de gente acogedora y entrañable. Pero también se trata de un país que se ha transformado en un “tigre” económico que le ha llevado, después de más de tres lustros de crecimiento casi ininterrumpido, a convertirse en la octava economía latinoamericana. Un escenario inigualabre que se convertirá los próximos 1 y 2 de junio en la sede del V Congreso Iberoaméricano CEAPI para presidentes de compañías y familias empresarias.

Queremos conocer en profundidad a este país para formar parte de su historia. Por eso, hablamos con Juan Bolívar Díaz, embajador de República Dominicana en España, sobre la actualidad económica de República Dominicana.

¿Qué ofrece República Dominicana a la hora de atraer inversión empresarial? ¿Por qué las empresas deben confiar en el país?

La República Dominicana tiene una estabilidad política, económica y social en los últimos años, que es, digamos, una lumbrera en la zona de la región de El Caribe, que es una región que tiene mucha, mucha dificultad en Centroamérica. En el año 2021, la República Dominicana se posicionó como el principal receptor de inversión extranjera directa de Centroamérica y El Caribe, siendo los flujos netos de esta inversión de más de 3,000 millones de dólares.

La República Dominicana ofrece múltiples oportunidades de inversión como resultado de una amplia variedad de factores que han elevado la competitividad, convirtiéndola en un destino integral para los negocios.

Primero, la seguridad jurídica para los inversionistas, apoyado en un sólido marco legal y un conjunto de incentivos y exenciones fiscales que garantizan una mayor rentabilidad. Por un lado, tenemos la Ley de Inversión Extranjera, la Ley de Fomento a las Zonas Francas y la Ley 47-20 de Alianzas Público-Privadas, que promueve y fomenta este tipo de asociaciones en diversos sectores y proyectos que se están desarrollando en la isla.  Por ejemplo, la Autopista del Ámbar, el desarrollo turístico de Pedernales-Cabo Rojo, un proyecto distribución de energía eléctrica, y el tren Metropolitano de Santo Domingo.

Segundo, la estabilidad económica, social y política. En el período enero-diciembre del 2021, el PIB real de la República Dominicana alcanzó un crecimiento interanual del 12,3%, colocando al país entre los 10 primeros países con mayor crecimiento económico del mundo y consolidando nuestra economía como la más dinámica de Latinoamérica. Por esto, las calificadoras Standard & Poor’s y Fitch Ratings mejoraron de negativa a estable la perspectiva del país, lo cual nos convirtió en el único emisor soberano de la región en recibir una revisión al alza en sus perspectivas en 2021.

En tercer lugar, la estratégica ubicación geográfica, en el mismo centro de El Caribe, siendo un importante punto de enlace comercial entre Europa, Norteamérica y el resto de Latinoamérica. Esta ubicación y la disponibilidad de seis acuerdos y tratados de libre comercio, ofrecen acceso preferencial a un mercado de más de mil millones de consumidores, como son DR-CAFTA con EEUU y Centroamérica y través del Acuerdo de Asociación Económica (EPA) con la UE.

Por otro lado, la avanzada infraestructura. El país cuenta con una infraestructura física amplia, desarrollada y ajustada a los requerimientos de una sociedad enfocada hacia la producción y comercialización de bienes y servicios. Su red de carreteras es una de las mejores de la región, enlazando, prácticamente, todos los destinos del país

También, la riqueza y variedad de recursos naturales. En la República Dominicana se conjugan una diversidad de atractivos recursos naturales, como sus bellas playas, fértiles suelos, cálido clima y yacimientos minerales, que nos hace un lugar idóneo para explorar e invertir.

Y, finalmente, el talento humano. La República Dominicana apuesta a un futuro que se construye con talento humano competitivo, sostenibilidad ambiental e innovación tecnológica como el camino que guía hacia el desarrollo. Según datos del Sistema Dominicano de Seguridad Social, al cierre 2021, el empleo formal registro un incremento de un 12.79% en relación con el 2021 y un incremento absoluto de +50k empleos en relación con el 2019.

 

República Dominicana es el territorio con mayor crecimiento económico de El Caribe, gracias a sectores como el turismo o los recursos minerales, ¿cómo está trabajando el país para afrontar el contexto de recuperación post pandémico, poniendo el foco en la economía verde y sostenible?

El país está claramente ubicado en eso y el Gobierno actual opta por un desarrollo equilibrado y por una economía que tome en cuenta las urgencias que tiene el mundo para enfrentar un cambio climático que afecta particularmente a la zona de El Caribe. Nosotros estamos diagnosticados como una de las zonas de más riesgo para el cambio climático. Y nosotros, en particular, porque tenemos una gran dependencia del turismo, que es una de las principales fuentes de riqueza del país, de atracción de divisas y de empleo. La República Dominicana y las playas de la zona de la región pueden ser afectadas por esos cambios climáticos. De hecho, estamos recibiendo ya algunas consecuencias del cambio climático en la región de El Caribe. La República es consciente de que tiene que hacer un esfuerzo en la disminución de depósitos de plástico en la basura, en las playas y en las aguas.

El país tiene mucha conciencia de que hay urgencia de enfrentar esa contaminación ambiental, particularmente por la importancia que tiene las playas para nosotros, para la economía dominicana.

 

República Dominicana encabeza la lista de los países para ser un Hub logístico, ¿cuál cree que será su futuro en cuanto a las relaciones con Latinoamérica y USA?

República Dominicana es un HUB logístico de gran interés, al contar con 8 aeropuertos internacionales, 320 vuelos, 12 puertos comerciales y 3 de cruceros. Tenemos 29 rutas marítimas hacia Norteamérica, Sudamérica, El Caribe, Europa y Asia, entre otros destinos.

La cercanía con EEUU es más que una oportunidad. Es una realidad para que los inversionistas puedan utilizar el nearshoring como estrategia para aprovechar el mayor mercado de consumo del mundo.  En este sentido, el modelo de Zonas Francas es otra alternativa para aprovechar nuestro país, ya que contamos con 80 parques de zonas francas, que han generado 183.000 empleos directos.

Y todo eso, además de la garantía y la seguridad, es lo que hace que el país en este momento pueda ser presentado o pueda aspirar a convertirse en ese hub logístico para la región. Lo que va a pasar en el futuro es que se van a fortalecer las relaciones tanto comerciales como de negocios de inversión entre la República Dominicana y los Estados Unidos.

 

¿Por qué República Dominicana?

En términos turísticos, nosotros ofrecemos y tenemos unas ventajas regionales. Por ejemplo, una alta proporción de turismo no es dominicano, más de la mitad llega de Estados Unidos y de Canadá. La vecindad hace que los turistas de cualquiera de las ciudades del centro de Estados Unidos y de la Costa Este lleguen en cuatro o cinco horas a la República Dominicana. Y ese es uno de los factores fundamentales.

Pero, también, el dominicano tiene una disposición al servicio y una conciencia de lo que importa la atención a los visitantes. Y, en general, el dominicano siempre ha sido muy receptivo con los visitantes del exterior. Pueden ser los turistas profesionales o pueden ser los amigos o los asociados de cualquier institución o empresa que van al país. La gente es muy abierta, y ese otro factor por el que nosotros somos un centro de atracción.

Un ejemplo de esto es que nos hemos convertido en una mezcla de filmación de películas en los últimos años por la infraestructura que se construyó para eso, amparado en una ley que tiene ya una década, una ley de promoción del cine, que da una serie de facilidades impositivas, persecuciones impositivas e incentivos para la filmación de películas, y, aún en medio de la pandemia, se mantuvo la República Dominicana como uno de los lugares de mayor filmación de películas de la región, compitiendo con México y Argentina.

 

¿Qué libro recomendaría para conocer más República Dominicana?

Para conocerla en términos históricos y de la reubicación, yo recomiendo Historia de la República Dominicana de Frank Moya Pons. Es un historiador contemporáneo, y tiene todos los instrumentos más actualizados de la historiografía.

De manera que esa es una buena obra para conocer lo que es la República Dominicana, porque la historia llega hasta nuestros días y ubica el proceso dominicano, que es muy importante. Digamos que los de las últimas seis décadas, después de la caída de la dictadura de Trujillo, que terminó en el año 1961, a partir de entonces se dieron muchos cambios importantes en la República Dominicana y uno de ellos también tiene que ver con el crecimiento poblacional de unos tres millones y medio, cuatro millones que éramos entonces en el 61. Hoy día tenemos una población de diez millones y medio, y mandamos cerca de dos millones de dominicanos al exterior en la migración dominicana, particularmente a Estados Unidos, donde se fue gran parte de esos dos millones. Entonces todo eso hace que haya que estudiar un poco la historia dominicana ante los retos de estas últimas décadas.

 

¿Un hito histórico interesante que quiera compartirnos de su país?

Actualmente, lo que deberíamos compartir como muy interesante es la capacidad que ha tenido el país para enfrentar la pandemia y superarla. Hay que decir que a nosotros no nos golpeó tan severamente la pandemia, porque el Gobierno se adelantó con una vacunación masiva, que fue de los países que más avanzó al principio, y ya en junio del año pasado, por ejemplo, nosotros habíamos vacunado por completo a toda la región donde se ubica el mayor pueblo turístico, donde se ubica Punta Cana y Bávaros, donde llega más del 80% de los turistas.

Hubo una estrategia de vacunación completa de la provincia y eso generó confianza en los promotores turísticos, y el turismo americano se recuperó asombrosamente antes de terminar el año 2021. Todos creíamos que íbamos a necesitar un par de año tras la pandemia para poder restablecer los niveles del turismo, y, sin embargo, en el último trimestre, los visitantes de la República Dominicana superaron en un 15% a los que habían llegado en el mismo periodo del año anterior de la pandemia. Esto quiere decir que el turismo se recuperó por completo asombrosamente en la República Dominicana.

Hemos tenido una letalidad menor del 1%, de hecho, hoy en día existe una letalidad mayor por accidentes de tráfico que por la pandemia. Muchos de los días de los últimos meses registramos cero fallecimientos por día, y, aunque con Omycron las cifras subieron otra vez, hemos vuelto a reducirlas en el mes de febrero.

Este es un acontecimiento que vale la pena considerar porque muy pocos países han logrado recuperar el nivel del turismo al 100% de los visitantes como ocurrió en la República Dominicana.

¿Por qué los empresarios deberían participar en el V Congreso Iberoamericano CEAPI?

La cita empresarial del 1 y 2 de junio, organizada por el Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica, es también promovida y recibida con mucha calidez por el Gobierno Dominicano, las autoridades en general y seguro que, también, por la población de nuestro país. De manera que esperamos que muchos y muchas de ustedes se decidan a estar presentes en este evento, que está llamado a incrementar los vínculos empresariales entre los países de Iberoamérica.

Estamos desafiados a reunirnos en Santo Domingo al comienzo de este verano, y hay que decir que tendrán la oportunidad de quedarse unos días, también, en un excelente lugar para el descanso como es Punta Cana, que es la sede del evento. Y, allí, podrán encontrar el entretenimiento necesario para ustedes y sus familias.

Por otro lado, la República Dominicana está muy complacida de recibir este evento empresarial, y el escenario dominicano es el adecuado, no solamente porque nosotros somos uno de los países de más acrisolada vocación social iberoamericana, sino porque la República Dominicana ofrece, en este momento, muchas oportunidades y posibilidades de negocio por la estabilidad política, económica y social. Por los esfuerzos que se hacen para establecer la institucionalidad, por la base legal y de incentivos que se han establecido a lo largo de muchos años para las inversiones, por el acceso, la ubicación geográfica, que está muy cerca de EEUU y de América del Sur. Está en el mismo trayecto del sol, dice uno de los poetas nacionales.

Serán todos bienvenidos en el congreso, el primero que hace CEAPI fuera de la península ibérica.


CEAPI es un consejo empresarial formado por 190 presidentes de las mayores empresas iberoamericanas que apuestan por fortalecer la red de relaciones y el espacio empresarial. Si quiere contactar con nosotros y recibir más información, escribanos a nuestro formulario de contacto.

Post relacionados

junio

01Jun9:00 am02(Jun 2)8:00 pmV Congreso Iberoamericano CEAPI

28Jun5:00 pm6:00 pmMesa de Negocio Infraestructura

X