Camila Escobar en el mes de la Mujer CEAPI. Hablamos con las líderes empresariales de Iberoamérica

Hablamos con Camila Escobar, presidenta de Procafecol (Juan Valdez), en el ‘Mes de la Mujer CEAPI’ para visibilizar el papel de la mujer emprendedora y empresaria. Una pieza clave para el desarrollo y el crecimiento de la región iberoamericana.

¿Qué es lo primero que hace cuando llega a la oficina al iniciar el día laboral?

Me tomo un café con un compañero o compañera de trabajo. Cuando estoy en mi casa y cuando trabajamos de manera virtual me tomo el café en un momento más de reflexión. Lo mejor de la oficina es tomarse ese café acompañada.

¿Qué iniciativa tienen en su empresa para solventar la brecha de genero?

Hay dos. A nivel interno instauramos una política de equidad, diversidad e inclusión en el año 2021, que va a dictar los parámetros a cerca de cómo cerramos brechas, no solo en nuestra organización sino en Colombia de cara a la equidad.

Y, a nivel de gremio caficultor, tenemos un programa de mujeres cafeteras que el año pasado lanzó su gran edición de café empacado, y lo que pretende es fomentar el empoderamiento y el emprendimiento femenino en el campo.

¿Cuántas mujeres hay en su empresa y qué destacaría de ellas?

Somos alrededor de 2.000 empleados, más o menos el 65% somos mujeres.

De las mujeres destaco el compromiso, destaco la innovación y destaco, como decimos en Colombia “la pilera”. “La pilera” se refiere a hacer las cosas bien, con pasión y con propósito.

¿Qué vía juzga más adecuada para impulsar el acceso de las mujeres a los altos puestos de dirección?

A nivel empresarial, los principales temas para fomentar el crecimiento de las mujeres a nivel organizacional son:

El primero, asegurarse que en los espacios que se generen en la estructura organizacional haya la oportunidad de que estén presentes las mujeres. Me refiero a asegurarnos que en los procesos de selección haya mujeres, que haya visibilidad, que a las mujeres se nos den oportunidades, etcétera.

El segundo es generar espacios de mentoría, porque muchas veces las mujeres necesitamos ver role models que nos impulsen a ocupar esos espacios, que se generaron en el primer punto que contaba.

Y, el tercero es que en las organizaciones necesitamos entender que, muchas veces, para las mujeres se necesitan condiciones flexibles y, tal vez, distintas que realmente permitan vivir la diversidad, la equidad y la inclusión a nivel de balance en nuestras vidas.

¿Cuáles cree usted que son las principales cortapisas hoy para la llegada de mujeres a puestos de poder y decisión en las compañías?

Yo creo que lo primero es la información, saber dónde estamos, medirnos, y generar planes para el cierre de brechas, no solamente en el interior de las empresas sino en el interior de los gobiernos, también. Y esto se refiere a cargos directivos, juntas directivas y, en general, en todos los espacios donde la participación de la mujer ha sido tradicionalmente menor, como en temas STEM y en espacios que han sido normalmente masculinos.

¿Cuál ha sido el mayor aprendizaje profesional que ha tenido hasta el momento en su carrera?

De relacionado con temas de equidad de género, y de haber llegado a un puesto como en el que estoy, haber roto el techo de cristal, mi mayor aprendizaje es creer en mí. Y por eso es tan importante la mentoría.

Muchas veces, somos nosotras mismas quienes tenemos síndrome del impostor o tenemos dificultad de creer en nosotras mismas, y este ha sido mi mayor aprendizaje en todos estos años, relacionado con este punto en particular.

¿En qué mujer se inspira y por qué?

Múltiples mujeres. No tengo una sola mujer que me inspire.

A nivel personal, mi mamá ha sido, definitivamente, un role model para mí, y ha sido la persona que ha creído y que me ha inculcado ese tema que tanto hemos hablado hoy de creer en mi misma. Desde chiquitita.

Pero, adicionalmente, he tenido el privilegio de trabajar con múltiples mujeres que me han enseñado diferentes cosas en mi carrera. Hoy en día, hago parte de un grupo que se llama Women in connection (WIC) y te diría que es mi mayor referente de mujeres. Por eso digo que no es una, son múltiples, más de cien en este momento, que es WIC. Mujeres realmente inspiradoras de múltiples ámbitos.

¿Qué les diría a las mujeres jóvenes que quieren entrar en el mundo empresarial?

Les diría tres cosas. Les diría prepárense, prepárense muy bien. Crean en sí mismas y, asegúrense de tener una red de apoyo y mentoría, que no es exclusiva de mujeres pero donde las mujeres son muy importantes a través de la sororidad, que las ayude a crecer y a florecer.

¿Qué libro recomienda leer?

Hay un libro espectacular que se llama Untamed, stop pleasing, start living (en español, Indomable: deja de complacer, y empieza a vivir) de Glennon Doyl. Es un libro que básicamente nos ayuda a romper esos paradigmas que tenemos a cerca de nosotros mismos.

 

junio

01Jun9:00 am02(Jun 2)8:00 pmV Congreso Iberoamericano CEAPI

28Jun5:00 pm6:00 pmMesa de Negocio Infraestructura

X