Colombia. Un ejemplo del momento político latinoamericano

Colombia acude este domingo 27 de mayo a las urnas para elegir presidente para el periodo 2022-2026. Los comicios colombianos, con todas sus peculiaridades y su propia idiosincrasia, también son un retrato del momento político que vive la región y los retos institucionales y de gobernabilidad que marcan a Latinoamérica.

Cuatro son las características de estas elecciones que ya se han podido ver en otros comicios de la región desde hace al menos un lustro y cuyos últimos ejemplos son Chile en 2021 o Costa Rica en 2022:

1. En primer lugar, se trata de elecciones que suponen un voto de castigo a los oficialismos y a las elites:

La ciudadanía acude a las urnas en medio de un profundo sentimiento de desafección (e incluso rabia) tras un largo periodo (desde 2013) de bajo crecimiento económico, pérdida de calidad de vida y status social (aumento de la pobreza y la inseguridad para las clases medias) que se ha visto agravado con la pandemia (2020-21) y la actual espiral inflacionaria (2022) acelerada por la guerra de Ucrania. Ese malestar se traduce en voto de castigo a quien ostenta el poder e incluso hacia la elite política que ha gobernado los países desde los años 80.

2. La incertidumbre es la dinámica que domina en estos comicios:

Se trata de unas elecciones repletas de incertidumbres. Se sabe quién será el más votado en primera vuelta (Gustavo Petro) y que habrá segunda vuelta ya que Petro no alcanzará el 50%. Lo demás se desconoce: en primer lugar, quién será el rival de Petro. Hasta hace dos semanas todo apuntaba a que sería Federico “Fico” Gutiérrez, pero el alza en las encuestas del candidato independiente Rodolfo Hernández, quien además ha recibido apoyos como el de Ingrid Betancourt que ha retirado su candidatura, han situado al exalcalde de Bucaramanga como una opción posible.

3. Fragmentación y polarización:

Los comicios, legislativos de marzo y estos presidenciales en mayo, dejan un panorama de fragmentación y polarización en el escenario político. Todo ello no ayuda a tender puentes para, tras las elecciones, consensuar políticas de estado.

4. Compleja gobernabilidad futura:

Esa fragmentación y la polarización que vive América Latina en general y Colombia en particular desemboca en la formación de gobiernos débiles sin suficientes apoyos parlamentarios y con escaso margen de acción para impulsar agendas de reformas estructurales y consensuadas.

Post relacionados

enero

18ene2:00 pm4:00 pmAlmuerzo con José Carlos García de Quevedo, Presidente ICO | MADRID

23ene9:30 am10:30 amEncuentro de socios CEAPI en el Círculo de Empresarios de Galicia | VIGO

26ene2:00 pm4:00 pmEncuentro CEAPI en Barcelona con Pau Relat, presidente del Consejo de Administración de Fira de Barcelona | BARCELONA

febrero

07Feb9:00 pm10:30 pmClub Gourmet CEAPI

15Feb9:00 am11:00 amDesayuno de socios CEAPI con Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España | MADRID

marzo

07Mar9:00 pm10:30 pmClub Gourmet CEAPI

X