19 de julio. Iberoamérica, una región construida por sus empresas

A ambos lados del Atlántico se consolida una región dinámica, con un amplio bono demográfico, abundancia de recursos naturales y una industria tecnológica pujante. Iberoamérica, tejida a través de lazos históricos, culturales y económicos imborrables, se trata de es un territorio del que afloran innumerables ventanas de oportunidad. Una comunidad de presente y futuro, que lleva décadas registrando un crecimiento sostenido y sostenible y, tras el embate de la pandemia, tiene la oportunidad de situarse en una posición destacada dentro del nuevo orden mundial.

Iberoamérica cuenta con las bazas de los recursos naturales y alimentarios, la energía limpia, una industria de e-commerce ampliamente desarrollada y una posición geográfica privilegiada en el marco del actual proceso de nearshoring que están llevando a cabo las grandes empresas estadounidenses. Todo ello, sumado al firme compromiso de los líderes empresariales de la región con la construcción de ‘más Iberoamérica’, promete impulsar la transformación sostenible y social del territorio. Y es que, si bien la región se enfrenta a desafíos innegables ante un escenario generalizado de incertidumbre -como la ruptura de la cadena de suministro global; la crisis energética; los efectos del Covid-19 o las posibles consecuencias de la invasión rusa de Ucrania-, el trabajo de los empresarios en pro al crecimiento y desarrollo de la misma está consiguiendo que Iberoamérica supere las espectativas que nos habíamos puesto con la llegada del Covid-19.

Como cada 19 de julio en el que conmemoramos el Día de Iberoamérica desde hace ya 32 años, hoy celebramos la apuesta por un futuro común entre Europa y Latinoamérica y reconocemos el trabajo de la Comunidad Iberoamericana de Naciones por sellar el diálogo, la cooperación y la solidaridad como bases de las relaciones entre los países que conforman este espacio bicontinental.

No obstante, en este destacado día, hacemos una mención especial a los líderes empresariales que creen y crean en Iberoamérica, que respaldan proyectos y que allanan el camino para el futuro y la transformación de la región. Son ellos, y el sector privado en su conjunto, los que llevan décadas construyendo los cimientos de Iberoamérica, estrechando lazos a ambos lados del Atlántico y actuando como agente de cambio dinámico y socialmente responsable para la ciudadanía iberoamericana.

El tejido empresarial iberoamericano es, por tanto, la pieza clave de la región y así se reflejó en el V Congreso iberoamericano CEAPI, celebrado los días 1 y 2 de junio en Punta Cana (República Dominicana). El que fue el primer Congreso CEAPI celebrado en tierra latinoamericana reunió a más de 300 líderes empresariales de la región para reflexionar sobre el futuro de Iberoamérica e intercambiar ideas sobre las mejores vías para construirlo. Fue sin duda el Congreso de la recuperación, de la esperanza y de la mirada hacia el futuro y en él quedó patente que Iberoamérica tiene un gran potencial de crecimiento, es atractiva para los inversores y tiene grandes oportunidades de negocio.

En un contexto internacional en el que Iberoamérica va a tener una importancia cada vez más estratégica, los empresarios locales han sabido fomentar la inversión interna y reforzar las relaciones a ambas orillas del océano, borrando la relevancia de la nacionalidad de las empresas para dar lugar a lo que ya conocemos como grandes empresas multi iberoamericanas, que alcanzan posiciones destacadas en el panorama empresarial internacional.

En este escenario, España se sitúa como enclave estratégico, plataforma de internacionalización y puente de unión entre Latinoamérica y Europa y, si bien España es el segundo mayor inversor en América Latina -solo por detrás de Estados Unidos-, los países del continente han incrementado la inversión en España un 92% en los últimos diez años.

El mundo está empezando a mirar a Iberoamérica como nueva matriz de desarrollo en un mundo cada vez más fragmentado y los empresarios de la región, en alianza con los gobiernos, están apostando por la unión, la cooperación y la construcción de la región desde dentro a través de las palancas de la digitalización, la conectividad universal y la innovación.

El empresariado iberoamericano lleva décadas constituyendo la columna vertebral de la región y, en un momento de plena encrucijada en el que la incertidumbre es la única certeza, el sector privado local está dando un importante paso al frente para aprovechar las oportunidades y contribuir a crear una región más emprendedora, conectada y sostenible. En definitiva, en momentos clave como el actual, los empresarios vuelven a demostrar su profundo compromiso con la región dejando patente que la única salida para el crecimiento es creer y crear en Iberoamérica.

Post relacionados

septiembre

06Sep8:30 pm10:30 pmClub Gourmet CEAPI en Zalacaín

octubre

17Oct9:00 am11:00 pmMadrid Capital de la Internacionalización Iberoamericana

noviembre

08Nov5:00 pm6:00 pmMesa de Negocio Real Estate Segundo Semestre

23Nov5:00 pm6:00 pmMesa Negocio Infraestructura Segundo Semestre

X