Situación de América Latina. Entre la volatilidad política y la incertidumbre económica

Volatilidad política e incertidumbre económica sobrevuelan la situación regional a dos meses para acabar el año 2021. Las tensiones inflacionarias, los problemas de logística y escasez de suministros y la persistencia de la pandemia se han transformado en los principales lastres que imposibilitan una sólida recuperación económica mundial y latinoamericana.

América Latina se está sumiendo progresivamente en una crisis política-institucional: sus sistemas democráticos dan señales de debilidad (Perú), ascienden los autoritarismos (Nicaragua) y se consolidan los estados fallidos (Haití). Además, los liderazgos regionales se debilitan (Brasil y México) y el vientre blando de la región (Centroamérica y el Caribe) presenta serios problemas de gobernabilidad.

En ese contexto, se acerca un mes de noviembre en el que habrá en América Latina cuatro citas electorales de gran importancia que no son sino un preámbulo de un intenso trienio electoral (2022-24) en el que habrá comicios en los principales países de la región: de Brasil y México a Colombia y Argentina pasando por Guatemala y Costa Rica.

Ese contexto electoral no da tiempo para la reflexión, el diálogo y la búsqueda de consensos. El mes de noviembre va a ser especialmente intenso en ese apartado y extiende una sombra de incertidumbre con presidenciales en Chile, Honduras y Nicaragua y legislativas en Argentina. Salvo en Nicaragua, donde la deriva autoritaria del régimen provoca que se vaya a producir una victoria del actual gobierno que ha encarcelado a los principales referentes opositores, en el resto de las citas todo está en el aire. Con dudas sobre quién ganará y aún más importante, cómo podrá gobernar a corto y medio plazo.

La región asiste a un 2021 de fuerte expansión económica que rodará el 6% (pero solo del 2,5% en 2022) debido al efecto rebote tras el colapso de 2020 y gracias a la recuperación del comercio y la economía mundiales. Sin embargo, tres nubes negras se alzan en el horizonte:

1-. En primer lugar, los países de la región siguen sin llevar a cabo las reformas estructurales necesarias para modernizar sus economías y adaptarse a las exigencias de la IV Revolución industrial. En ese camino reformista solo parecen estar caminando Uruguay y Ecuador, aunque con grandes dificultades sobre todo en el país andino.

2-. La economía se beneficia del viento de cola de la recuperación mundial pero la inflación se está convirtiendo en un dolor de cabeza para muchos países y no solo para los que tradicionalmente no han podido controlar la subida de precios como Venezuela y Argentina. Brasil tiene ya una inflación de dos dígitos.

3-. En tercer lugar, la pandemia está lejos de ser controlada y la región se asoma a una tercera oleada que sin duda será menos virulenta que las anteriores por los crecientes niveles de vacunación pero que en algunos países con bajo nivel de inmunización puede llegar a ser preocupante.

Post relacionados

enero

18ene2:00 pm4:00 pmAlmuerzo con José Carlos García de Quevedo, Presidente ICO | MADRID

26ene2:00 pm4:00 pmEncuentro CEAPI en Barcelona con Pau Relat, presidente del Consejo de Administración de Fira de Barcelona | BARCELONA

febrero

07Feb9:00 pm10:30 pmClub Gourmet CEAPI

15Feb9:00 am11:00 amDesayuno de socios CEAPI con Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España | MADRID

marzo

07Mar9:00 pm10:30 pmClub Gourmet CEAPI

X